miércoles, 22 de octubre de 2008

Pobre Sarita, tanto escándalo por 21,000 dólares

Sarah Palin no puede vivir sin sus hijas. Las quiere tanto pero tanto que las lleva a todas partes. Pobre Saritah, los periodistas no la dejan en paz. Sucede que una investigación ha descubierto que la 'hasta-hace-dos-meses-ignota' gobernadora de Alaska se llevó a sus hijitas a algunos viajes de trabajo y el Estado de Alaska pagó 21,000 dólares en concepto de gastos de traslado y alojamiento.
La gobernadora declaró en los formularios gubernamentales para la rendición de gastos que las niñas habín sido también invitadas a la conferencia. Qué prodigios! La cuestión abona el tan mentado debate respecto del uso de los fondos públicos de los funcionarios para beneficio privado, o sea, algo llamado corrupción.
Imaginen si pudiéramos acceder libremente a las rendiciones de gastos de viajes de los funcionarios en Argentina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario