lunes, 22 de junio de 2009

El difícil arte de participar en política

Publicado 21 de junio
Línea Capital
http://www.lineacapital.com.ar/?noticia=44082

Según un informe de Periodismo Social existe un prejuicio social para con las personas que se inician en la política. En el mismo abordan las historias de militantes sociales y de ONG's que se animaron a ser parte de las próximas elecciones legislativas. La mayoría quiere poder avanzar en las luchas que representa desde el sector privado. “Antes, me sentía una especie de 'niña mimada de la transparencia', cuando se conoció mi candidatura me sentí al borde de la lapidación. Es como si fuera la 'encarnación' de una gran decepción colectiva. Sin embargo, vivimos pidiendo gente buena”, reconoció una de las entrevistadas que formó parte de la organización Poder Ciudadano.

Silvina Molina

(PS). Diversos referentes de organizaciones de la sociedad civil son candidatos a legisladores para las próximas elecciones. Periodismo Social habló con las mujeres y los hombres que decidieron dar el salto y militar en la política partidaria. Llegan con una amplia experiencia en áreas como la participación ciudadana, los derechos humanos, el activismo gay, la lucha contra la explotación de niños, niñas y adolescentes, el reciclado de basura y el acceso a la justicia y la inclusión de desocupados.
La decisión de ser candidata cuando se ha transitado el mundo de las organizaciones sociales “es difícil de comprender para muchas personas”, reconoce Laura Alonso, candidata a diputada nacional por el PRO, que trabajó durante siete años en Poder Ciudadano, una de las ongs referentes en el control de la gestión pública y la participación ciudadana.
Alonso cree que “se abrió el debate saludable del paso de miembros del sector social a la actividad política y la función pública. Creo que es bueno el debate, y que sería muy bueno que muchos tomen caminos parecidos. La política comienza a oxigenarse con prácticas y conocimientos distintos y alternativos: muchos y muchas del sector social pueden proveer ambos”.
Y agrega: “Antes, me sentía una especie de 'niña mimada de la transparencia', cuando se conoció mi candidatura me sentí al borde de la lapidación. Es como si fuera la 'encarnación' de una gran decepción colectiva. Sin embargo, vivimos pidiendo gente buena, coherente y nueva en la política ... y yo soy buena, coherente y nueva. Y soy la misma persona, con las mismas creencias y las mismas prácticas”.
La opinión es compartida por María Inés Delfino, monja franciscana, licenciada en Trabajo Social y activa militante en el ámbito de los derechos humanos de Formosa, que es candidata a diputada nacional por esa provincia por la Coalición Cívica. “No fue fácil tomar esta decisión –dice-, me lo pidieron compañeros de militancia del ámbito social, y entonces acepté la candidatura porque estoy convencida de que debemos asumir un compromiso cívico y dejar de mirar siempre para otro lado”.
La religiosa asegura que transita su candidatura “como un servicio a la comunidad, como cuando trabajaba en los centros comunitarios como asistente social o como catequista”.
Por primera vez un activista gay y que vive con vih es candidato a legislador de la Ciudad de Buenos Aires por el Socialismo. Alex Freyre es director ejecutivo de la Fundación Buenos Aires Sida y secretario de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans.
“Jamás recibí tantos llamados, mails y apoyos como ahora que decidí ser candidato”, se emociona Freyre. Como es extrapartidario, no renunció a sus cargos en las organizaciones.
Considera que “la presencia concreta de una persona gay en la Legislatura es muy significativa; ayuda a visibilizar la diversidad y a poner en agenda los temas de este colectivo”. Cuando habla de ‘concreta’, habla de que “son muchas la personas gay que están en cargos legislativos o ejecutivos, pero deben esconderlo, por eso quiero ponerle voz a la diversidad”.
Es optimista en cuanto al apoyo que recibirá en las urnas porque “mi candidatura no sólo atrae votos de la comunidad LGBT, o de personas viviendo con vih, también de ciudadanas y ciudadanos que apelan al no prejuicio”.
“No encuentro diferencia entre mi activismo social y, ahora, partidario”, dice Viviana Lescano, presidenta de la cooperativa de recicladores El Ceibo, y candidata a legisladora nacional por la Ciudad del flamante partido Iniciativa Verde. Hace 20 años, ella se quedó sin trabajo y sin casa. Se fue a vivir a una casa tomada y a cirujear. Ahora, encabeza un emprendimiento de recicladores que brinda trabajo a 74 personas.
“La misma creatividad que me sirvió para salir adelante, la utilizo para hacer política”, asegura.
Viviana Caminos llega a la lista de diputadas nacionales de Nuevo Encuentro, de la mano del intendente de Morón y también candidato, Martín Sabbatella. Caminos es coordinadora de la Red Nacional alto al tráfico, la trata y a la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes (RATT).
“Venía trabajando a nivel personal en el espacio de Sabatella en Morón –comparte- y fue decisión de él comprometerse en la lucha contra la explotación sexual, y pensó que sería mejor aún que hubiera una persona que esté empapada con la problemática para acompañarlo en la lista”.
Decidió tomar licencia en la RATT “porque no quiero que quede pegada la organización a los manejos políticos de una campaña”.
Unidos por la Justicia es una ong que ofrece servicios y herramientas para el desarrollo de iniciativas vinculadas al mejoramiento de la administración de justicia. De ese espacio surge otra candidata del PRO a un escaño nacional: Natalia Gambado, quien está convencida “que la única manera en que se puede motorizar el cambio es involucrándose en política y formando parte de los espacios con poder de decisión sin resignar rigor técnico”.
Soledad Bordegaray es docente, psicóloga social y coordinadora del proyecto educativo del MTD, la agrupación de desocupados surgida en los ’90 que manifestaba contra las políticas sociales del gobierno de Carlos Menem, que no aceptó planes de ayuda gubernamental, y que se reconvirtió en la Cooperativa de Trabajo La Juanita.
Bordegaray, preside la Cooperativa, y se tomó licencia al aceptar ser candidata a diputada nacional por la Coalición Cívica en la provincia de Buenos Aires.
Reconoce en el líder del MTD, Toty Flores, el impulso para aceptar la candidatura: “él y otros compañeros, me demostraron que hay otra manera de hacer política, otras prácticas que traemos quienes venimos del sector social que pueden enriquecer el ejercicio legislativo”.
Los proyectos
Alonso renunció a Poder Ciudadano para ser candidata, presentó su declaración jurada y aceptó el ofrecimiento del PRO porque “es un espacio amigo de la diversidad y abierto a las discusiones; además de propenso a la escucha activa, al diálogo y la construcción de consensos”.
Los proyectos que quiere impulsar tienen que ver con la transparencia en la gestión pública: “Una Ley de acceso a la información pública, para que todos podamos acceder a la información en poder del Estado y controlemos cómo se gasta el presupuesto hasta el más ínfimo detalle; una reforma de la ley de ética pública, para que efectivamente podamos promover buenas prácticas en la función pública y evitar el enriquecimiento de los funcionarios y el tráfico de influencias, y una reforma del Código Electoral y la ley de partidos y de financiamiento de campañas, mediante un sistema de boleta única, padrones transparentes, limitaciones al uso de recursos públicos en campañas políticas”.
La hermana Delfino es la segunda en la lista que encabeza Ricardo Buryaile, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas y activo protagonista del conflicto suscitado el año pasado entre el Gobierno y sectores del campo por las retenciones al agro. “Lo estoy conociendo y me parece un hombre con una gran sensibilidad social”, afirma su compañera de fórmula.
Las iniciativas de esta mujer, que es la primera religiosa candidata, apuntan a crear herramientas concretas para generar una red social de contención para niños y personas adultas mayores.
El Socialismo porteño tiene como lema de campaña “Un partido con ideas”, y suma otro slogan: “Un partido orgulloso de tener un candidato gay”, en referencia a Alex Freyre, que adelanta los proyectos que quiere trabajar en caso de acceder a un escaño: medidas para implementar la educación sexual en las escuelas; aumento del presupuesto hospitalario; campañas de prevención en vih/sida y mayor presupuesto para áreas que trabajen la diversidad.
Cristina Lescano integra un partido nuevo que encabeza Juan Manuel Velazco, quien fue ministro de Medio Ambiente porteño durante la gestión de Jorge Telerman, y que reúne a personas vinculadas a organizaciones ambientales.
La agenda de iniciativas pasa entonces, por propuestas relacionadas con el cuidado del medio ambiente. “Hay leyes, hay plata pero no se ejecutan las políticas necesarias”, según Lescano. A ella le interesa volcar su experiencia en el reciclado de residuos como medio de vida digna “para abrir caminos a otras personas”, y quiere priorizar acciones relacionadas con los basurales a cielo abierto.
“Me parece interesante poder llevar al legislativo la modificación de la ley de trata, y hacer un cuestionamiento a la falta de programas de prevención y de asistencia a las víctimas”, cuenta Viviana Caminos al referirse a sus ideas de campaña.
Específicamente propone que la legislación unifique a mayores y menores de 18 sin distinción, que no se tenga que probar más el consentimiento en los casos de trata, que existan penas mayores para este delito, que se cree un programa de prevención, y que se investiguen las supuestas conexiones policiales con las redes de trata.
La abogada Natalia Gambado, ya fue candidata por el PRO. Ahora, acepta nuevamente y propone impulsar la reforma procesal penal “que garantice una justicia ágil y moderna, que abandone la excesiva burocracia, que prevea la oralidad de todas las instancias del juicio, para que todas las decisiones judiciales sean dadas de cara a la ciudadanía, evitando así los cuestionamientos a la justicia sin fundamento y devolviendo de a poco la confianza que el ciudadano ha perdido”.
También, considera necesario “devolverle el equilibrio de fuerzas al Consejo de la Magistratura, mediante una reforma de la ley, promoviendo la celeridad, reduciendo los plazos de toma de decisiones para evitar que se utilicen como mecanismo de presión”. Avanza también “en la reformulación de la Policía Federal, transformando el cuerpo en una verdadera fuerza federal de investigación y persecución del crimen organizado, para ello hay que modificar la ley, y traspasar la policía de seguridad metropolitana a la Ciudad y reformulando su actuación en las provincias”.
La militante del MTD, Soledad Bordegaray, se ocupa del proyecto educativo de La Juanita que cuenta, desde hace 6 años, con un jardín de infantes, y están pròximos a inaugurar la escuela primaria. “Nuestra experiencia educativa innovadora, donde trabajamos con los niños, padres y docentes, es la propuesta que quiero impulsar y multiplicar”, explica la candidata de la Coalición Cívica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario