lunes, 2 de noviembre de 2009

Opciones de reforma política

Ya nadie discute la necesidad de una reforma política. Pero no debe ser una reforma para algunos, sino que debe beneficiar al sistema democrático, y no existe un único modelo para discutirla. Por el contrario, se pueden impulsar alternativas desde el Poder Ejecutivo, el Legislativo o desde la participación directa.
Hay tres ejemplos. Durante 2008 y como aprendizaje luego de la elección provincial de 2007, el gobernador cordobés conformó por decreto la Comisión Consultiva de Expertos para el estudio de una reforma política provincial que se reunió durante nueve meses. Esta Comisión actuó con plena autonomía e independencia funcional del poder político. El pluralismo, la imparcialidad y la transparencia fueron principios rectores de su funcionamiento. El resultado del trabajo fue una propuesta de reforma política que el gobernador presentó a la Legislatura para su debate y posterior aprobación el año pasado.
En Brasil se creó, en el ámbito del Congreso, una Comisión Bicameral y Multipartidaria de Reforma Política que sesionó durante varios meses realizando un trabajo similar al de la Comisión Consultiva de expertos cordobesa. Finalmente, los legisladores brasileños aprobaron una reforma que ha sido decisiva en el fortalecimiento del sistema político brasileño.
La reforma electoral del estado canadiense de British Columbia fue el producto de la creación de una Asamblea Ciudadana de 450 miembros que se reunió durante un año todos los fines de semana. Esa Asamblea que se creó por sorteo produjo un proyecto que terminó siendo debatido y aprobado por la Legislatura estadual.
Los tres modelos planteados muestran que es posible arribar a grandes consensos como producto de la deliberación. Nuestro Congreso nacional cuenta con las herramientas para garantizar un debate abierto que incorpore la opinión de expertos, organizaciones sociales y partidos políticos, con y sin representación parlamentaria.
El desafío de una reforma política sustentable radica en un verdadero diálogo democrático.
Columna publicada por el diario Clarín, el 30 de octubre de 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario