miércoles, 2 de diciembre de 2009

Yo tuve un sueño

En 1983 una nena de 10 años tuvo un sueño. Quiso ser diputada nacional. 'Para representar al pueblo' decía muy orgullosa cuando le preguntaban para qué. Ese año que marcó la historia de nuestro país, también marcó la vida de esa nena de 10 para siempre.

Los discursos de Alfonsín eran los 'temas' que esta nena de 10 más escuchaba. Ese gran político que supo encarnar lo que el país necesitaba. Ese gallego testarudo que al hablar devolvía la confianza, dejaba atrás el miedo y animaba a vivir en libertad.

Ese sueño de la nena de 10 se hizo realidad.

Y hoy a los 36 jura como Diputada Nacional gracias a que fue electa por el voto popular.

Ser elegido por tus conciudadanos y conciudadanas para ocupar tan alto cargo es el mayor honor que cualquier persona puede tener en la democracia.

Esa nena de 10 se transformó en una defensora de los derechos, una activista de la democracia y una promotora permanente de la participación y la deliberación para mejorar a las instituciones.

Esa nena de 10 va a trabajar para que su país sea más justo y equitativo, para que los corruptos vayan a la cárcel y devuelvan lo que nos robaron, para que las leyes sean respetadas y la riqueza mejor distribuida.

Esa nena de 10 va a trabajar para que todos los nenes y las nenas que hoy tienen 10, tengan muchos sueños y para que, como la nena de 10 las tuvo, tengan muchas oportunidades para hacerlos realidad.

Yo tuve un sueño. La Argentina y los argentinos me lo cumplieron. No es poca cosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario