sábado, 20 de marzo de 2010

Mi posición sobre la legalización del aborto

Una amiga de Facebook y de nuestras épocas estudiantiles en Sociales de la UBA me preguntó qué opinaba respecto del aborto. Supuse que es probable que a alguien más pueda interesarle mi posición y me pareció oportuno responder desde este blog.

Creo profundamente en la defensa de las libertades individuales. Sé que las mujeres hemos sido y seguimos siendo objeto de distintas formas de discriminación.

También sé que a lo largo de muchas décadas hemos ido avanzando en nuestras reivindicaciones, logrando más y más reconocimiento a nuestros derechos. Pero todavía falta mucho camino por recorrer.

En Argentina se practican 500,000 abortos por año. Muchas chicas y mujeres mueren. Otras tantas sufren. Aquel que no quiera ver esa realidad, a mi juicio, se equivoca.

Las mujeres tenemos derecho a decidir. Cuando no queda otra porque faltó información, porque fuiste violada o porque simplemente no es el momento para enfrentar la llegada de un hijo, las mujeres tenemos derecho a decidir. Tenemos derecho a ser tratadas con todo el cuidado y a no sufrir ningún tipo de riesgo físico o psíquico.

Hay distintas posiciones acerca del aborto. Muchos lo rechazan de plano, otros contemplan situaciones extremas (riesgo de vida, enfermedades, violaciones). Algunos reclaman su legitimación, otros descriminalizarlo. Parecen tener cierto consenso las propuestas de legalización y despenalización.

El aborto es una realidad en la Argentina. Siempre lo fue. No discrimina sectores sociales.

Sin embargo, el aborto afecta mayormente a mujeres jóvenes, pobres y sin acceso a información, ni a educación ni a métodos anticonceptivos. También, y lamentablemente, se registran en este grupo la mayor cantidad de muertes maternas.

El Estado tiene una responsabilidad frente a tantas mujeres y niñas. Debe acompañarlas, asistirlas y darles tratamiento adecuado. El Estado también debe proveer información y métodos anticonceptivos. El Estado debe crear todas las condiciones previas para que ninguna mujer deba recurrir a un hospital para abortar.

El aborto es un último recurso.

Como diputada nacional, tengo la responsabilidad de velar por el cumplimiento de la Constitución Nacional y dar garantía de que se cumplan y respeten los derechos de todas las personas. Todos somos iguales ante la ley y debemos garantizar que así sea.

Sé que muchas personas se sienten inhibidas o restringidas por sus posiciones religiosas. Las respeto. Respeto sus opiniones como espero que sepan respetar las mías.

Nunca mezclo posiciones religiosas con la lucha por los derechos. Son cosas distintas.

Respeto a los que no pueden o no quieren separar la política de la religión.

Sin embargo, entiendo que en el Congreso hacemos política y decidimos sobre políticas. Decidimos sobre cuestiones que tienen un impacto directo sobre la vida de todos y todas. Ése es mi trabajo y para eso fui votada.

Apoyo el proyecto de ley impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal y votaré a favor cuando se discuta en el recinto.

Me enorgullezco de pertenecer a un espacio político donde hay respeto por aquel que piensa distinto de la mayoría. Y eso debo reconocerlo como una cualidad diferente que me hace sentir más libre a la hora de tomar decisiones.

No soy abortista. Estoy a favor de la libertad de decidir.

También quiero decir que desde la Campaña Nacional nadie se acercó a preguntarme si quería acompañar el proyecto de ley con mi firma. Habrán presupuesto que tenía la misma posición que muchos de mis compañeros de bloque y partido.

Habrán prejuzgado. No las culpo.

Los prejuicios corren igual para todos. No importa cuál sea tu sexo, religión o ideología.

6 comentarios:

  1. ¡Gracias Laura! ¡Tus posiciones políticas, y tu forma de detallarlas me ponen feliz! ¡Esper que el PRO, con el tiempo, se encamine para tu lado!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con legalizar el aborto. De todas maneras no creo que sea un "derecho", es una desgracia.

    Las mujeres y los hombres que producen embarazos indesados son responsables de su incapacidad. El aborto es dar muerte a un ser y es horrible y traumático. Pobreza humana.

    Pero igual creo que debe ser legal, porque lo otro es peor.

    Mi humilde opinión.

    ResponderEliminar
  3. Comparto plenamente las palabras expresadas por Alejandro Rozitchner y no creo poder superar la claridad expresada en sus ideas.

    Sólo agregaría que como cristiano católico, estoy a favor de la vida; pero no comparto la idea de imponerles a otras personas las prácticas morales de mi Fe a través de una Ley.

    Sí creo que se deberían hacer más esfuerzos para asumir con madurez la sexualidad.

    ResponderEliminar
  4. Laura: estaba comenzando a leer tu blog desde hace algunos días y hoy miro (un poco tarde) esta entrada. Que me genera algunas reflexiones.

    Tu posición. Cito textual "porque simplemente no es el momento para enfrentar la llegada de un hijo". Dado tu cargo de legisladora me parece, este criterio para ejercer un supuesto "derecho" a elegir, es demasiado lábil, amplio y permisivo. Esto llega al extremo de "tuve relaciones y ahora no quiero sus consecuencias entonces le quito la vida a la persona fruto de esa relación" (¿?).

    Derecho a elegir. Me parece que darle categoría de derecho subjetivo, en tanto facultad para quitarle la vida a una persona, es demasiado decir, demasiado.

    Cito textualmente " Tenemos derecho a ser tratadas con todo el cuidado y a no sufrir ningún tipo de riesgo físico o psíquico." Este razonamiento aplica también para el pibe/a (persona) que está en la pansa de la madre.
    Respeto tu discurso e ideología con respecto a
    este tema pero me parece que es necesario hacerse cargo de las realidades (hechos) que está detrás de palabras y frases como "derecho a elegir", " libertad de decidir" etc.

    De nuevo, detrás de esas frases se esconden personas a las cuales se les quitará la vida por distintas razones (algunas claramente insostenibles otras mas discutibles). Es decir derecho a elegir = matar a una persona. Y a la inversa, en ocasiones también.

    Saludos,

    P.D.: Escribo con esperanzas de que sea la Diputada la que escribe y comenta el blog y no un asesor de prensa, como es costumbre. De todos modos buena iniciativa (!)

    ResponderEliminar
  5. Estimada Diputada, he sido votante del PRO todos estos años, pero últimamente vuestras opciones los alejan de muchos de sus votantes y si, respecto a eliminar una vida Ud. piensa así, lamento haberla votado.
    Entiendo que hay un problema grave con los abortos ilegales, me parece que la cifra que "mediáticamente" manejan las feministas como Ud. de 500.000 son de una exageración inmensa, más aún teniendo en cuenta que son abortos clandestinos, ergo, no se de donde sacan los registros, son teorizaciones, en fin, son una desgracia esos abortos, ahora el problema no es legalizarlos para que sigan matando niños por nacer en forma legal, ascéptica y segura, hay que evitar las violaciones, con más seguridad, hay que educar bien en la sexualidad y no pretendiendo que hay infinidad de sexos de acuerdo a la opción de con quien me quiero acostar, una persona instruida como Ud., con estudios de grado y posgrado (como yo), debiera entender que no hay una semillita (como alguna vez le escuché decir a un militante abortista) en el seno materno, hay un niño por nacer, hace poco pude ver la ecografía de mi hijo de 10 semanas de gestación con cabeza, dos brazos, dos piernas, (le aclaro porque parece que los abortistas no ven eso) en fin, bastante alejado de algo inanimado, su corazón se oía muy bien y se movía mucho más con el incentivo de sonidos. Lamento profundamente saber que piensa así, no pretendo hacer ningún tipo de reclamo fundamentalista, simplemente de sentido común y como corresponde a personas muy instruidas como Ud. y como yo. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Diputada, ud. habla de discriminación y nunca publicó mi comentario anterior en este ítem, obviamente en contrario y manifestándole mi más sincero arrepentimiento por haberla votado. A PESAR DE HABER VOTADO AL PRO UD. NO ME REPRESENTA.

    ResponderEliminar