lunes, 28 de marzo de 2011

Perplejidad

Perpleja confieso que nunca pensé que iba a escribir y presentar tantas declaraciones de repudio vinculadas a hechos que intentan restringir, o directamente restringen, la libertad de expresión. Nunca pensé que iba a hacerlo a casi 28 años del retorno democrático.

Hay un germen antidemocrático que nos carcome como sociedad. El kirchnerismo ha heredado lo peor de esa tradición.

No les gusta, no soportan, no disimulan su desagrado cuando alguien o algunos piensan distinto de ellos.

No lo toleran. Les molesta. Se les nota.

Ellos son los dueños de un relato, un único relato que nos dice que no hay inflación, que cada vez somos menos pobres y que estamos bien porque se llenan los hoteles durante los fines de semana largos.

Ellos construyeron un relato único, correcto y veraz. Todo lo demás son falacias.

Ellos que se rasgan las vestiduras por defender los derechos humanos se olvidaron de los más básicos. Los derechos de primera generación, civiles y políticos, no han sido bien explicados en el manual del militante K.

Empecemos por repasar el Artículo 13 sobre Libertad de Pensamiento y Expresión de la Convención Americana de Derechos Humanos:

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.

2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar: a. el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o b. la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.

3. No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones.

4. Los espectáculos públicos pueden ser sometidos por la ley a censura previa con el exclusivo objeto de regular el acceso a ellos para la protección moral de la infancia y la adolescencia, sin perjuicio de lo establecido en el inciso 2.

5. Estará prohibida por la ley toda propaganda en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión, idioma u origen nacional.

2 comentarios:

  1. "Ellos construyeron un relato único, correcto y veraz. Todo lo demás son falacias"

    Ellos construyeron su relato.
    Nada les impide construir el suyo.
    Si no lo hacen van a tener que seguir pagando royalties del relato de la tribuna de doctrina

    ResponderEliminar
  2. Laura
    Que hacemos con el 14 bis?
    cuanto conocen el reclamo de los trabajadores de Clarin? Hablaste con alguien de la imprenta o que trabaje o haya trabajado en el diario?

    No soy K ni anti K pero hay que mirar ambas caras de la moneda. No me alegra que un diario no salga. Tampoco me alegro que compañeros pierdan el trabajo con el cierre de Critica.

    Art. 14 bis.- El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial.
    Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo.
    El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna.

    ResponderEliminar