miércoles, 10 de octubre de 2012

#AFSCA CFK recorta 'sutilmente' participación ciudadana

Si el decreto lo hubiera firmado Mauricio Macri el escándalo llegaría al The New York Times o a El País de España. Pero no fue él, fue Ella, nuestra ilustre, conspicua e inmaculada Presidenta de la Nación.

Hace unos días, presenté una observación negativa a la postulación de Martín Sabbatella como Presidente del directorio de la AFSCA.

La postuladora presidencial no le dio ninguna importancia a las observaciones negativas al candidato propuesto. En su discurso, cuando mencionó las cuatro impugnaciones les pidió a los aplaudidores y los reidores de la claque oficial: 'hay que contar todo y nadie silba, todos escuchan con respeto' ¡Qué respetuosa! ¡Una lección de civismo! Le faltó decir: 'Chicos, estamos en Harvard, no en la Universidad de La Matanza!'.

Sin embargo, optó por no dar cuenta del contenido de las observaciones negativas y se dedicó por unos minutos a descalificar a las personas que las habíamos presentado.

Como no encontré respuesta alguna a mi impugnación en el discurso presidencial, me dirigí al decreto de designación para analizar qué tratamiento le había dado la titular del Poder Ejecutivo a las críticas de su inexperto y militante candidato para presidir el ente regulador de los servicios de comunicación audiovisuales

Al leer los 'considerandos' del decreto descubrí que el Poder Ejecutivo había desestimado todas las impugnaciones porque 'los presentantes (o sea yo y los otros tres) ... carecían de legitimación activa' y además agregó 'sin perjuicio de los cual las manifestaciones vertidas no revisten mérito suficiente'.

¿Cómo es eso? ¿Los presentantes de las observaciones no teníamos legitimación activa? ¿O sea que no podíamos opinar? ¿Y los ciudadanos?

¿Cómo era ésto posible si el decreto que reglamentó la Ley de Medios hacía 'honor' al decreto 222 que había firmado Néstor Kirchner en 2003 para abrir a la participación ciudadana el proceso de selección de jueces de la Corte?

Evidentemente Cristina no es Néstor. Y lo digo con algo de nostalgia y también desilusión.

Al referenciarse en la previsiones del decreto 222/2003, el Poder Ejecutivo - o sea Cristina Kirchner, traiciona uno de los aspectos fundamentales del decreto del Presidente anterior, compañero y marido.

La participación ciudadana fue recortada por el decreto firmado por Cristina Fernández. Sutilmente, pero recortada al fin.

El decreto de Cristina elimina a 'los ciudadanos en general' para presentar opiniones. 

El decreto de Cristina sólo acepta las opiniones de ONG, colegios y asociaciones profesionales, entidades académicas y de DDHH, pero descarta de plano la opinión de los 'ciudadanos en general'.

O sea que ni Ud. estimado lector ciudadano, ni yo, ni otros diputados o senadores, ni los partidos políticos, ni los sindicatos, estamos habilitados por la Presidenta para opinar.

Al mutilar el 222, Cristina maquilla de participativo un procedimiento autocelebratorio. Eso no es participación dado que aquel que está dispuesto a escuchar opiniones críticas también debe estar dispuesto a reconocerlas y cambiar de ser necesario.

Acá van los dos artículos de sendos decretos.

Vea, compare y saque sus propias conclusiones.



Decreto 222 del año 2003 

Firmado por Néstor Kirchner para habilitar la consulta pública sobre los candidatos a la Corte Suprema y luego extendido a otros cargo por nuevos decretos.

Art. 6°  Los ciudadanos en general, las organizaciones no gubernamentales, los colegios y asociaciones profesionales, las entidades académicas y de derechos humanos, podrán en el plazo de QUINCE (15) días a contar desde la última publicación en el Boletín Oficial, presentar al MINISTERIO DE JUSTICIA SEGURIDAD Y DERECHOS HUMANOS, por escrito y de modo fundado y documentado, las posturas, observaciones y circunstancias que consideren de interés expresar respecto de los incluidos en el proceso de preselección, con declaración jurada respecto de su propia objetividad respecto de los propuestos.


Decreto 1525 del año 2009

Firmado por Cristina Fernández para reglamentar la Ley de Medios y específicamente el procedimiento para designar al directorio de la AFSCA.

Art. 2
e) Las organizaciones no gubernamentales, los colegios y asociaciones profesionales y las entidades académicas, podrán en el plazo de DIEZ (10) días corridos a contar desde la última publicación en el Boletín Oficial, presentar ante la SECRETARIA DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS por escrito y de modo fundado y documentado, las observaciones y circunstancias que consideren de interés expresar sobre los incluidos en el proceso de preselección, con declaración jurada respecto de su propia objetividad con relación a los propuestos.

3 comentarios:

  1. Laura, tener que refugiarnos en la fibra demcorática de Néstor kirchner es una muestra redonda de la pequeñez de nuestra vida democrática. Pero, además, es hasta razonablemente cierto. Una pena. Me solidarizo con vos frente a las barbaridades que andan por ahi.

    ResponderEliminar
  2. Fue bien mencionado la parte "sutilmente".

    ResponderEliminar
  3. Laura, se puede hacer algo? se puede pedir a un juez que intervenga frenando este tipo de abusos en los considerandos?

    Más allá del candidato impugnado o su defensa férrea, me preocupa el ninguneo, de una representante de la oposición y de una ciudadana, pero más me preocupa la inacción!!

    ResponderEliminar