martes, 16 de octubre de 2012

CFK denunciada en la Oficina Anticorrupción, o la ética presidencial y los regalos

En 2003, Néstor Kirchner firmó el decreto 1172 que, entre otras cuestiones, estableció un procedimiento para solicitar y acceder a información pública en el ámbito del Poder Ejecutivo.

La aplicación del decreto ingresó en etapa terminal desde la renuncia de la Marta Oyhanarte a la Subsecretaria para el Fortalecimiento de la Democracia en la Jefatura de Gabinete.

Tanto el camporista Andrés Larroque, como su sucesor, el muchacho de los talleres de 'El Nestornauta', Franco Vitali se encargaron abiertamente de aplicar el protocolo de 'muerte digna' a un decreto tan relevante en materia de transparencia.

Pero, como el trabajo de esta servidora es insistir y tratar de acceder a la mayor cantidad de información pública (misión cada vez más imposible), solicitamos a la señora Presidenta de la Nación que nos informara sobre los obsequios que ha recibido desde que asumió su cargo allá por diciembre de 2007.

No es un pedido antojadizo. Los obsequios están regulados en la Ley de Ética Pública

ARTICULO 18. — Los funcionarios públicos no podrán recibir regalos, obsequios o donaciones, sean de cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones. En el caso de que los obsequios sean de cortesía o de costumbre diplomática la autoridad de aplicación reglamentará su registración y en qué casos y cómo deberán ser incorporados al patrimonio del Estado, para ser destinados a fines de salud, acción social y educación o al patrimonio histórico- cultural si correspondiere.

La señor Presidenta no registró el pedido. Ni siquiera envió una nota para decir que iba a hacer uso de la prórroga estipulada para recolectar el material y contestar.


CFK recibe una Mac Air de las manos del empresario Carlos Slim en el despacho presidencial 

Entonces,como lo establece el mismo decreto firmado por Néstor Kirchner, denunciamos a la Presidenta de la Nación por denegatoria total y absoluta de información pública, en la Oficina Anticorrupción.

¿Contestará que no recibió ningún obsequio desde el 10 de diciembre e 2007? ¿Qué los incorporó al patrimonio del Estado? ¿O que se los llevó a la confortable mansión de El Calafate?

Dime qué regalos recibes, de manos de quiénes y qué haces con ellos, y, te diré qué ética tienes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario