lunes, 15 de octubre de 2012

El Notificador

Recuerdo a Blas en el bar de José, enfrente de Sociales, en Marcelo T. Abría la mochila y sacaba un fajo de papeles. Lo que más me impresionaba era el sello y cómo completaba los espacios vacíos ... como un robotito. 

Esos años de su vida se transformaron en un documental y en esta maravillosa película, 'El Notificador' que ha sido reconocida internacionalmente.

Los notificadores judiciales son una subcultura dentro de la familia judicial. Probablemente sean la cara más real y cercana del Poder Judicial. 

Se estrena este jueves en el Gaumont. Vayan a verla. 



1 comentario:

  1. Laura, no sé cómo llenaría las cédulas Blas, por lo pronto tanto yo como otros notificadores tratamos de hacer el trabajo a conciencia, no como robotitos. No somos una subcultura sino trabajadores que tenemos demasiadas responsabilidades, obligaciones de funcionarios públicos, pero sin derechos de funcionarios publicos (y por eso algunos se tienen que comer juicios penales injustamente). Nos metemos en la villas si es necesario, cosa que no es fácil si llevas una cédula penal en la mano. Tambien nos metemos en neurosiquiátricos infantiles y de adultos, incluyendo el Borda donde debes conocer el estado del lugar y de los enfermos. Antes de hablar de subcultura y robotitos, te invitaría que notifiques, a conciencia, no como un robot. Y si te interesa el tema, mejor que ver una película o ver a un compañero llenado cédulas como un robot, pasate por la oficina. Saludos. Cecilia

    ResponderEliminar