viernes, 30 de mayo de 2014

Hacia el "Nunca Más" de la corrupción

El vicepresidente de la Argentina ha sido citado a indagatoria en un caso de tráfico de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública. Se trata de uno de los casos de corrupción institucionalmente más graves de la historia constitucional argentina.

La famosa nota firmada por el entonces ministro de Economía, Amado Boudou, y dirigida a Echegaray, solicitando “moratoria especial” a la AFIP para la ex imprenta Ciccone -a pesar del dictamen de la Dirección de Asuntos Jurídicos del Ministerio que le recomendaba lo contrario- es la punta del ovillo para descubrir las huellas del vicepresidente en este escándalo.

Las declaraciones de decenas de testigos, los cruzamientos de llamados telefónicos y calendarios, las cuentas de servicios a nombre de Vandenbroele en una propiedad de Boudou, la nota certificada por escribano de Héctor Ciccone, el enriquecimiento patrimonial inexplicable del vicepresidente y sus socios, la negativa de la Inspección General de Justicia a informar sobre los reales dueños de The Old Fund, la estatización de la imprenta por ley del Congreso sin que apareciera un dueño a reclamar su indemnización han sido indicios, pistas y pruebas que incrementaron las sospechas sobre Amado Boudou y el paraguas protector del kirchnerismo.

Sin embargo, muchos creemos que Boudou es la punta del iceberg. No actuó solo. Investigaciones periodísticas revelan que Néstor Kirchner había manifestado su “interés” por la imprenta anteriormente y aprovechó a algún enviado -antes de Boudou- mientras la compañía enfrentaba problemas económico-financieros graves.

En medio de los “avances” que sí logró el entonces ministro de Economía junto a su socio Núñez Carmona con la familia Ciccone, falleció Néstor Kirchner. A partir de ahí, la película fue otra.

Finalmente, y a pesar de la remoción del primer juez y fiscal de la causa, la patética conferencia de prensa de Boudou en el Senado calificando de esbirros y cachafaces a los periodistas, y las presiones e interferencias políticas, el vicepresidente de Cristina Kirchner tendrá que responder las preguntas del juez.

La contundencia del primer párrafo de la citación es seguida por una descripción minuciosa y precisa de fechas, días, reuniones y personajes. A los diputados nos queda analizar las instancias institucionales de remoción del vicepresidente Boudou por juicio político, y velar por la autonomía y la libertad de la Justicia para que investigue este caso sin presiones ni amenazas hasta las últimas consecuencias.

Opinión publicada en INFOBAE.com

viernes, 16 de mayo de 2014

Tratado con Irán: ni ética ni constitucionalidad

La Cámara Federal acaba de dictar un fallo que declara inconstitucional el Tratado con Irán. Desde su anuncio en 2013, nos manifestamos en ese sentido en la Cámara de Diputados de la Nación. Votamos en contra durante el tratamiento parlamentario.
Es un acuerdo sin ética: jamás se negocia la justicia para las víctimas con los acusados del asesinato.
La Comisión creada no es de la Verdad sino una radical interferencia en el proceso judicial argentino que ya lleva casi veinte lamentables años. Esta sólo podría justificarse frente a una debilidad institucional que impida la actuación del Poder Judicial, como aquella que se da en períodos de transición después de una dictadura o un conflicto bélico, situación inexistente en este caso.
En su fallo, la Cámara resalta la falta de reconocimiento y voz de las víctimas, sus familiares y la AMIA, directos afectados del atentado terrorista. La negación de sus derechos también confirma que este acuerdo sólo puede convenir a la impunidad de la República Islámica de Irán, cuyo régimen es uno de los principales sponsor y financiadores del terrorismo internacional.
El Tratado es una burla a la Constitución Nacional a la que omite respetar. Desde el 27 de Enero de 2013, fecha en que se firmó el Memorándum de Entendimiento, venimos sosteniendo que el Congreso debía rechazarlo en los términos del artículo 75, inciso 22 de la Constitución argentina.
Una vez aprobado por el Congreso, cuya ley únicamente autoriza al Poder Ejecutivo a ratificar, hemos sostenido la importancia de derogar la Ley Aprobatoria y quitar al Poder Ejecutivo la posibilidad de ratificación. Esto es precisamente lo que los jueces de la Cámara han ordenado: el gobierno no puede seguir avanzando.
La propia Presidente Cristina Kirchner reconoció y pidió en la última Asamblea Legislativa que le hicieran propuestas para avanzar con la causa AMIA, previendo este resultado en la Justicia. Si bien el kirchnerismo logró, con su mayoría automática, aprobar el tratado con Irán en el Congreso, la oposición parlamentaria se manifestó unánimemente en contra y ha dado argumentos de su inconveniencia e inconstitucionalidad, además de proponer su derogación inmediata.
Ayer, la justicia argentina dio una señal fatal a los intereses del gobierno argentino y fundamentalmente a Irán. El Tratado no es aplicable, rige la Constitución Nacional y se incita a la continuidad de la investigación judicial argentina. Se insiste en que el Poder Ejecutivo tiene la obligación de presionar a Irán para que preste una debida cooperación a la Justicia argentina, poniendo a disposición a sus funcionarios y aportando sus pruebas. A ello se han negado sistemáticamente y el Tratado era, para Irán, la salida hacia la impunidad.
Desde un primer momento planteamos que la única solución posible era mantener los pedidos de captura de los acusados iraníes, solicitar la extradición y seguir ejerciendo presión internacional sobre Irán a fin de que entregue a los acusados por el atentado terrorista que voló la sede de la AMIA.
Resulta imprescindible, ahora más que nunca, la derogación de la Ley 26.843, aprobatoria del Memorándum y el tratamiento de los pedidos de juicio políticos por mal desempeño al Canciller Héctor Timerman y al Ministro de Justicia, Julio Alak. Hay un nuevo mensaje a la Presidenta, a las autoridades iraníes y al mundo entero: que la República Argentina no negocia a los muertos y que la justicia no está en venta.
(Publicada en www.infobae.com)

martes, 13 de mayo de 2014

Capitanich viene a Diputados: mandame tus preguntas que se las hago

El Jefe de Gabinete viene a responder preguntas de los diputados el miércoles 4 de junio. Mandame lo que quieras saber y elegiremos algunas preguntas para hacer en la sesión. Otras las mandaremos por escrito.

Querés saber por qué no se termina una ruta en tu provincia, por qué el hospital nunca llega, por qué siguen sin apostar a los trenes de larga distancia, por qué la escuela o el barrio de viviendas prometidos no están, por qué la red de gas o el agua potable no llega a tu pueblo?

Mandame las preguntas! Tenemos varios días para preparar el cuestionario entre todos!

sábado, 10 de mayo de 2014

Felices los que trabajan por la paz

Leí con atención el contundente documento que publicó ayer el Episcopado de la Iglesia Católica. Pobreza, exclusión, violencia, agresión, corrupción, anomia son algunos de los conceptos y realidades cuestionados.

Les recomiendo su lectura. Nos ayuda a reflexionar sobre nuestro presente a la vez que ilumina los valores y las vías por las cuales transitar para superar la enfermedad de la violencia y la corrupción.

lunes, 5 de mayo de 2014

Por más transparencia y rendición de cuentas en el Congreso

Habitualmente hablamos de la falta de transparencia en el gobierno o en el Poder Judicial. Es importante recordar que el Congreso tiene muchas deudas pendientes en esa materia. 

Un grupo de legisladores queremos trabajar para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas del Congreso y de los legisladores. Nos parece que la "Declaración por Legislaturas Abiertas" es una buena guía para empezar a trabajar y para que los ciudadanos sepan más qué hacemos, quiénes somos, cómo votamos y cómo se utilizan los recursos del presupuesto público.

No es una tarea sencilla! Y necesitamos tu apoyo! Si te interesa la 'causa', compartí está información. Gracias!

sábado, 26 de abril de 2014

Mi discurso sobre el acuerdo con Repsol que puso nervioso a kirchneristas y radicales

Comparto mi discurso de cinco minutos (no nos dan más tiempo) sobre el acuerdo con Repsol. Las interrupciones fueron saludos de la bancada kirchnerista. Siempre se pone nerviosa cuando alguien dice la verdad. En fin. Que lo disfruten!

"Sra. Alonso (L.).- Señora presidenta: ¿usted se acuerda lo que sucedía en estos palcos hace casi dos años? La épica de la soberanía energética; centenares de militantes que llenaban las galerías, para aplaudir los inflamados discursos del oficialismo y para insultar a los que nos oponíamos a la confiscación de YPF. 

Recuerdo la cara del diputado Domínguez en esa sesión, sobre todo cuando me tocó sufrir cinco interrupciones en mi discurso de cierre, cuando confirmábamos el voto negativo del PRO respecto de la confiscación o el asalto de YPF, como se sostuvo en ese debate.

En 2012, en un plenario de comisiones, el entonces viceministro de Economía dijo: “Los tarados son los que piensan que el Estado debe ser estúpido.” 

¿Qué paradoja, verdad? Porque en el caso de YPF y de la política energética el kirchnerismo ha sido el que transformó al Estado en estúpido, tal como me propongo demostrar brevemente en los cuatro minutos que me restan.

Aun hoy lamento que muchos colegas de la oposición, convencidos de que existía una buena intención del gobierno detrás de una causa justa, votaron a favor de una violación de normas jurídicas que contribuyó a convalidar una década de corrupción y saqueo.

Los opositores que votaron a favor y hoy dicen que votarán por la negativa se comieron un buzón más grande que esta casa. Repasen los discursos, como por ejemplo los de Gil Lavedra, Zabalza, Millman y Ernesto Martínez. 

Hace dos años votaron a favor, algunos se tapaban la nariz, y hoy votan en contra. Hace dos años los opositores decían estar a favor de la toma por asalto de YPF; hoy dicen estar en contra de un acuerdo. 

Ahí también habría que revisar la coherencia, porque en todo caso el kirchnerismo ha sido coherente desde el primer día, dado que el modelo del saqueo y la corrupción es el que ha llevado adelante y profundizado desde el 25 de mayo de 2003.

- Varios señores diputados hablan a la vez. 

Sra. Alonso.- Desde el 2003 el kirchnerismo ha hecho de la mentira, la confusión y el engaño...

- Varios señores diputados hablan a la vez. 

Sra. Presidenta (Abdala de Matarazzo).- Solicito a los señores diputados que guarden silencio.

Sra. Alonso.- Escuchen, tal como yo lo hice con respeto. - Varios señores diputados hablan a la vez.

Sra. Alonso.- Desde el 2003 el gobierno y sus funcionarios han hecho de la mentira, la corrupción y el engaño una política de Estado. 

Cuando dijeron que iban a reconstituir el Estado, lo destruyeron. Cuando dijeron que iban a democratizar la Justicia, la querían someter. Cuando dijeron que iban a pluralizar la palabra, querían controlar y hegemonizar los medios y el periodismo. 

Son todos los mismos lemas del famoso “partido” del libro 1984 de George Orwell: la guerra es paz; la libertad es esclavitud; la ignorancia es felicidad.

El caso de la política energética y de YPF y su confiscación es el emblema de la política de la mentira, el engaño y la confusión para tapar la corrupción, el saqueo y el capitalismo de amigos. 

Hoy los jardineros, los choferes y los cajeros de bancos manejan concesiones de áreas petroleras. Antes de 2003 eso no sucedía en la Argentina. ¿Se llama movilidad social ascendente o corrupción y capitalismo de amigos?

- Varios señores diputados hablan a la vez.

Sra. Alonso.- En 2012 Agustín Rossi decía en su discurso de cierre que YPF tenía bajo patrimonio neto porque la vaciaron. De ese modo reconocía el vaciamiento.

¿Qué hicieron De Vido, Cameron y Barata para que Agustín Rossi reconociera el vaciamiento de YPF en 2012, nueve años después de que Néstor Kirchner llegara al poder? 

¿Qué Estado reconstituyeron si dejaron que Repsol vaciara durante casi una década la compañía y además entregaron áreas de concesión a los amigos con los que han tenido connivencia durante todo este tiempo? 

La conclusión es simple y sencilla: podríamos decir que todas las acciones del kirchnerismo en esta década en materia petrolera han sido a favor de Repsol y sus inconductas, incluida la confiscación y este arreglo. También han ido a favor del capitalismo de amigos, transformando a los cajeros de banco, los jardineros y los choferes en grandes empresarios. Nada de lo que han hecho en materia energética benefició a los argentinos.

Para cerrar quiero citar a Juan Bautista Alberdi que en Palabras de un ausente decía: 

“¿Qué es la barbarie en la política? Es la improbidad. Pero la improbidad en política es como la improbidad en las otras cosas de la vida. No hay dos morales. Es un ladrón en la moral común y única, no el que dispone de lo suyo, sino el que dispone de lo ajeno contra la voluntad y en perjuicio de su dueño.” (Aplausos.)"

martes, 22 de abril de 2014

Mis primeros cuatro años como Diputada

En esta memoria tratamos de resumir acciones, proyectos y discursos de mi primer mandato como diputada nacional de PRO por la Ciudad de Buenos Aires.

Espero que te sirva para conocerme más y saber qué cosa hicimos desde 2009. Agradeceré tus comentarios e ideas! 


Podés verla en este enlace.

viernes, 11 de abril de 2014

Asegurar los beneficios de la libertad: protestar y circular

Días después de la Asamblea Legislativa del 1 de marzo escribí esta columna de opinión y quedó en mi archivo. Lo hice antes de que se sucedieran una serie de linchamientos abonando el camino de la no ley y el desorden, la des-civilización, el abandono estatal y la consecuente (y razonable) sensación ciudadana de desprotección.

*****
Hace pocos días un joven discapacitado fue arrojado del Puente Avellaneda. Manifestantes no le permitieron atravesar una protesta luego de que implorara por su embarazada esposa a quien trasladaba por una urgencia al hospital. Además, la pareja fue robada. Esta situación digna del Estado de Naturaleza descrito por Thomas Hobbes en “Leviatán”, merece mayor reflexión y acción por parte de un Estado fugado.

Un viernes a media mañana los sindicatos que agrupan a chóferes de colectivos decidieron hacer una huelga sorpresiva en protesta por el asesinato - que todos repudiamos -, de un colega, ocurrido esa madrugada. Según se revela en “Buenos Aires Megaciudad: Una metrópolis sin fronteras”, un exhaustivo estudio del Gobierno de la Ciudad, el 40 % de los que viajan en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) lo hacen en colectivo. Son 11 millones de viajes por día. Ese viernes millones de personas padecieron una odisea para retornar a sus hogares o ir a sus trabajos: colas eternas, horas interminables y gastos inesperados por la contratación de servicios de remises o taxis.

¿Hay derecho? A peticionar, sí. A hacer huelga, sí. A circular libremente para ir al trabajo, a la casa, al hospital y a la escuela, también. Sin embargo, ningún derecho es más importante que los demás.

Todos estos derechos conviven en igualdad en el artículo 14 de la Constitución la que nos asegura los beneficios de la libertad para todos y cada uno de los que habitamos este suelo.

La libertad no es infinita. Sus límites están impuestos por las libertades de otros. Ese entramado de derechos y obligaciones se cristaliza en normas morales, jurídicas y también sociales.

Para que el hombre deje de ser “lobo del hombre”, inventamos las leyes, los contratos y al Estado como estructura racional-legal para hacerlos cumplir. Todo este entramado de reglas tiene por objeto proteger a las personas del abuso por parte de otros pares y también del propio Estado hacia ellas.

Las sociedades que eligen vivir bajo la ley y el Estado de derecho son más pacíficas, igualitarias y avanzadas. La ley y su cumplimiento a rajatabla consagra la libertad en una sociedad democrática y abierta. Algunos dirán simpáticamente que vivir en Suiza es aburrido, y hasta podría aceptarlo, pero seguramente es más saludable, seguro y productivo.

Toneladas de papel y tinta se han usado para imprimir durante siglos panfletos, ensayos, teorías e investigaciones que prueban que una sociedad es libre cuando se ajusta a las leyes y al Estado de Derecho generando así más posibilidades para el desarrollo y la igualdad de oportunidades.

La regulación de la protesta no significa restringir o cercenar. El desafío radica en conciliar libertades para que todos y cada uno podamos gozar de ellas sin inconvenientes. Nuestra Corte Suprema tiene dicho en numerosos fallos que no existen los derechos absolutos y que todos deben regularse en vistas de su armonización. Es factible y deseable que mientras unos peticionan a las autoridades, otros puedan viajar en transporte público a su trabajo, escuela, o casa, sin problemas.

La libertad de circulación está regulada. ¿Alguien se atrevería a decir que está cercenada cuando estamos obligados a detener la marcha frente a la luz roja de un semáforo, o, por la exigencia legal de la licencia para conducir? Entonces, ¿por qué no regular la protesta?

El derecho de unos no es superior al de otros. No existe causa alguna que justifique el cercenamiento de una libertad mientras otros disfrutan de la suya. Los conflictos existen, existieron y existirán. Construimos reglas e instituciones para canalizarlos, evitar el caos y defender la libertad.

En Nueva York, existe una regulación precisa para la realización de protestas y marchas. Se debe pedir permiso a las autoridades dependiendo del tipo y el tamaño de la protesta. Una manifestación de más de veinte personas en un parque, el uso de equipos de sonido amplificado, o la marcha sobre las calles - sólo en casos excepcionales se cortan totalmente -, deben obtener la autorización correspondiente. No se puede bloquear totalmente la acera, ni la calle, ni las entradas de edificios. Los permisos son indispensables y deben gestionarse ante la policía con algunos días de antelación. Todas las protestas están programadas: así cada persona que no participe de ella puede tomar sus recaudos y previsiones.

Decenas de países democráticos prevén este tipo de regulaciones para armonizar derechos que no son absolutos. Nuestra legislación y jurisprudencia también lo tiene en cuenta. En algún momento, alguien decidió que el Estado avalase - por acción o por omisión-, cortes de calles y rutas, tomas del espacio público y otros dramas disfrazados de un pseudo “romanticismo progresista”.

La ley y el orden es mucho más que el título de una exitosa serie televisiva. Es la base de nuestro contrato social democrático y republicano. La mirada “compasiva”, la inacción estatal o la falta de castigo frente a violaciones de las normas no construyen una sociedad más justa. Generan anomia y un terreno perfecto para “la tiranía de cualquier guisa”, diría Ralph Dahrendorf. Estemos atentos porque el riesgo es alto.

*****
(Escrita antes de linchamientos y hechos más recientes).

Asegurar los beneficios de la libertad: Protestar y circular

Días después de la Asamblea Legislativa del 1 de marzo escribí esta columna de opinión y quedó en mi archivo. Lo hice antes de que se sucedieran una serie de linchamientos abonando el camino de la no ley y el desorden, la des-civilización, el abandono estatal y la consecuente (y razonable) sensación ciudadana de desprotección.

*****
Hace pocos días un joven discapacitado fue arrojado del Puente Avellaneda. Manifestantes no le permitieron atravesar una protesta luego de que implorara por su embarazada esposa a quien trasladaba por una urgencia al hospital. Además, la pareja fue robada. Esta situación digna del Estado de Naturaleza descrito por Thomas Hobbes en “Leviatán”, merece mayor reflexión y acción por parte de un Estado fugado.

Un viernes a media mañana los sindicatos que agrupan a chóferes de colectivos decidieron hacer una huelga sorpresiva en protesta por el asesinato - que todos repudiamos -, de un colega, ocurrido esa madrugada. Según se revela en “Buenos Aires Megaciudad: Una metrópolis sin fronteras”, un exhaustivo estudio del Gobierno de la Ciudad, el 40 % de los que viajan en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) lo hacen en colectivo. Son 11 millones de viajes por día. Ese viernes millones de personas padecieron una odisea para retornar a sus hogares o ir a sus trabajos: colas eternas, horas interminables y gastos inesperados por la contratación de servicios de remises o taxis.

¿Hay derecho? A peticionar, sí. A hacer huelga, sí. A circular libremente para ir al trabajo, a la casa, al hospital y a la escuela, también. Sin embargo, ningún derecho es más importante que los demás.

Todos estos derechos conviven en igualdad en el artículo 14 de la Constitución la que nos asegura los beneficios de la libertad para todos y cada uno de los que habitamos este suelo.

La libertad no es infinita. Sus límites están impuestos por las libertades de otros. Ese entramado de derechos y obligaciones se cristaliza en normas morales, jurídicas y también sociales.

Para que el hombre deje de ser “lobo del hombre”, inventamos las leyes, los contratos y al Estado como estructura racional-legal para hacerlos cumplir. Todo este entramado de reglas tiene por objeto proteger a las personas del abuso por parte de otros pares y también del propio Estado hacia ellas.

Las sociedades que eligen vivir bajo la ley y el Estado de derecho son más pacíficas, igualitarias y avanzadas. La ley y su cumplimiento a rajatabla consagra la libertad en una sociedad democrática y abierta. Algunos dirán simpáticamente que vivir en Suiza es aburrido, y hasta podría aceptarlo, pero seguramente es más saludable, seguro y productivo.

Toneladas de papel y tinta se han usado para imprimir durante siglos panfletos, ensayos, teorías e investigaciones que prueban que una sociedad es libre cuando se ajusta a las leyes y al Estado de Derecho generando así más posibilidades para el desarrollo y la igualdad de oportunidades.

La regulación de la protesta no significa restringir o cercenar. El desafío radica en conciliar libertades para que todos y cada uno podamos gozar de ellas sin inconvenientes. Nuestra Corte Suprema tiene dicho en numerosos fallos que no existen los derechos absolutos y que todos deben regularse en vistas de su armonización. Es factible y deseable que mientras unos peticionan a las autoridades, otros puedan viajar en transporte público a su trabajo, escuela, o casa, sin problemas.

La libertad de circulación está regulada. ¿Alguien se atrevería a decir que está cercenada cuando estamos obligados a detener la marcha frente a la luz roja de un semáforo, o, por la exigencia legal de la licencia para conducir? Entonces, ¿por qué no regular la protesta?

El derecho de unos no es superior al de otros. No existe causa alguna que justifique el cercenamiento de una libertad mientras otros disfrutan de la suya. Los conflictos existen, existieron y existirán. Construimos reglas e instituciones para canalizarlos, evitar el caos y defender la libertad.

En Nueva York, existe una regulación precisa para la realización de protestas y marchas. Se debe pedir permiso a las autoridades dependiendo del tipo y el tamaño de la protesta. Una manifestación de más de veinte personas en un parque, el uso de equipos de sonido amplificado, o la marcha sobre las calles - sólo en casos excepcionales se cortan totalmente -, deben obtener la autorización correspondiente. No se puede bloquear totalmente la acera, ni la calle, ni las entradas de edificios. Los permisos son indispensables y deben gestionarse ante la policía con algunos días de antelación. Todas las protestas están programadas: así cada persona que no participe de ella puede tomar sus recaudos y previsiones.

Decenas de países democráticos prevén este tipo de regulaciones para armonizar derechos que no son absolutos. Nuestra legislación y jurisprudencia también lo tiene en cuenta. En algún momento, alguien decidió que el Estado avalase - por acción o por omisión-, cortes de calles y rutas, tomas del espacio público y otros dramas disfrazados de un pseudo “romanticismo progresista”.

La ley y el orden es mucho más que el título de una exitosa serie televisiva. Es la base de nuestro contrato social democrático y republicano. La mirada “compasiva”, la inacción estatal o la falta de castigo frente a violaciones de las normas no construyen una sociedad más justa. Generan anomia y un terreno perfecto para “la tiranía de cualquier guisa”, diría Ralph Dahrendorf. Estemos atentos porque el riesgo es alto.

*****
(Escrita antes de linchamientos y hechos más recientes).

sábado, 5 de abril de 2014

Por un tsunami de mujeres en política

Para los que no pudieron verlo, les dejo el video de mi panel en la cumbre "Women in the World". Estas fueron algunas de mis frases:

"No se necesitan un par de mujeres. Necesitamos un tsunami de las mujeres en política"

"El problema de este mundo no es el dinero, el problema de este mundo es que no amamos y no nos cuidamos unos a otros"
"Cuando los hombres hablan de dinero, las mujeres hablan de sustentabilidad"
"No puedo tolerar la corrupción y la injusticia"
"Creo que las mujeres son las adecuadas para hacer el alboroto que este mundo está necesitando"
"Las mujeres producen, se reproducen y también pueden llevar esa producción a otros países"
"Elegí la política, pero la gente me eligió a mí. La política no es para los superhéroes, sino para todos"
"Las mujeres tienen herramientas poderosas. Votamos, pagamos impuestos, producimos"
"Necesitamos más mujeres en el poder judicial"
"Las mujeres somos empáticas, podemos sentir, podemos conectar. Nosotras podemos sanar. Las mujeres son los líderes adecuados para sanar el mundo".

viernes, 4 de abril de 2014

Antes de que comience la segunda jornada de "Women in The World"

Hablé por videoconferencia con Infobae TV.  Estas son algunas frases de la entrevista que me hizo Paulino Rodrigues:
“En mi panel vamos a estar hablando de las posibilidades que tenemos las mujeres jóvenes en la política, en los países en desarrollo”
“Hay una agenda muy importante en el sentido de la igualdad entre mujeres y varones”
“La situación de la Argentina es un poco triste, tenemos una presidente mujer y acá ni se la menciona”
“La Argentina no está en la agenda y por eso está bueno venir y decir que van suceder cosas buenas en nuestro país. Siempre es muy importante, porque es un país que genera mucha expectativa”
” América Latina tiene que ganar terreno porque tenemos grandes experiencias de grandes mujeres líderes”
“Argentina es un país que ha sido vanguardia en materia de los derechos de las mujeres, no sólo en el siglo 20″

jueves, 3 de abril de 2014

Mujeres en el mundo

Quiero contarles que acabo de llegar a Nueva York para participar en la conferencia "Women in The World". Aquí se reúnen las mujeres más increíbles que puedan imaginar. 

Al inicio esta tarde participarán Meryl Streep, 
Hillary Clinton y Christine Lagarde. Además de las grandes nombres muchas jóvenes y líderes emergentes tendremos la posibilidad de hacernos escuchar. Hablaremos sobre la libertad, el trabajo, la familia, los modelos culturales, la política, la vida empresarial. También se abordará la situación de las mujeres en países como Ruanda, Rusia, Ucrania, Siria, Camerún, y también Estados Unidos!

Mi lema para mi panel de mañana será "Por un mundo donde todos seamos iguales y tengamos las mismas oportunidades sin corrupción y sin violencia". Charlaremos de lo difícil que es para las mujeres hacer politica, resistir los ataques y las agresiones, hacerse más fuerte y avanzar sin que nos quiebren el espíritu.

Te iré contando con fotos y ojalá algún video sobre los temas que conversemos y las líderes que voy a conocer.

Seguime!