viernes, 26 de junio de 2009

Acordada 77

Ayer la Cámara Nacional Electoral publicó una acordada extraordinaria para recordar varias cuestiones vinculadas al comicio de este domingo. Es un documento breve y conciso que no sólo nos recuerda los ajustes administrativos y los avances en el uso de las nuevas tecnologías que ha hecho esa autoridad electoral, sino las responsabilidades del Ministerio del Interior, de los representantes del pueblo de la nación y de la ciudadanía.

Es importante que pongamos de relieve cuanto el acceso a la información electoral nos ha sido facilitado por Internet. Seis millones de personas chequearon sus datos provisionales en el padrón, millones buscamos nuestro lugar de votación y decenas de miles se registraron como voluntarias para ser autoridades de mesa.

Además del uso de la web, la Cámara pudo llevar adelante campañas publicitarias en TV y vía pública. Han sido un avance importantísimo y es deseable que se intensifique este tipo de acciones en el futuro porque muestran una vez más que la relevancia de la información.

Entre los ajustes 'administrativos' que no requirieron reformas de leyes, se achicó la cantidad de votantes por mesa para tratar de evitar largas colas y esperas, el Registro de Autoridades de Mesa voluntarias ofrece una reserva de ciudadanos dispuestos y capacitados, la citación temprana de autoridades de mesa - en algunos distritos con el acompañamiento de la fuerza pública, y, el nuevo manual para autoridades de mesa cuenta con los facsímiles de las actas y otra documentación.

Podríamos arriesgar desde esta tribuna, que la Cámara Nacional Electoral ha hecho todo lo posible dentro de sus facultades para garantizar un día normal.

Sin embargo, lo que suceda esta domingo y después de las 18 horas, no es competencia de nuestro órgano electoral. En épocas de desconfianza y enojo con las instituciones de la democracia, es bueno y debe resaltarse la independencia y la calidad de la Cámara Nacional Electoral. Sus tres camaristas, los secretarios y todo su personal han trabajado siempre con el mismo compromiso con la democracia, la ley y la transparencia de las elecciones.

Esta acordada, cuya lectura recomiendo, recuerda a los poderes políticos su responsabilidad a la hora de pensar e implementar reformas legislativas para fortalecer el proceso electoral y garantizar su total transparencia.

Otra buena nueva para los legisladores nacionales es que cuentan con una autoridad electoral dispuesta a proveer información y conocimiento especializado para realizar las reformas necesarias y adecuadas.

Todos los que nos preocupamos por la transparencia electoral sabemos de los esfuerzos que dentro de sus facultades y atribuciones ha hecho esta Cámara Electoral. Sin embargo, no podemos seguir confiando en soluciones administrativas ya que muchas de las reformas requieren de reformas legislativas que sólo puede poner en marcha el Congreso Nacional.




No hay comentarios:

Publicar un comentario