viernes, 21 de mayo de 2010

Corrupción, medicamentos y financiamiento de campaña


Los que trabajamos por mayor transparencia siempre nos preguntamos cómo hacer para que la gente se dé cuenta de que la corrupción viola los derechos humanos, te hace más pobre y te mata.

El caso del financiamiento de la campaña de la actual Presidenta argentina es el 'caso perfecto' (lamentablemente y por más que nos pese).

Combina todos los factores: financiamiento de campaña corrupto, crimen organizado, mafia sindical y obras sociales, laboratorios y medicamentos truchos. Esta es una línea de investigación. La otra es la de la valija (o las valijas) (véase al respecto el blog de Hugo Alconada Mon).

Si vas a tu obra social y te dan medicamentos truchos, podés empeorar o morirte.

¿Quiénes van a las obras sociales?

Habitualmente los trabajadores, los que cobran los sueldos medianos o bajos, aquellos que no son ni A, ni B, ni C1.

¿Quiénes dirigen las obras sociales?

Los representantes de los trabajadores entronizados en el poder sindical desde hace décadas.

¿Qué hacen las obras sociales y los laboratorios truchos?

Financian ilegalmente alguna campaña - la campaña de aquellos que van a garantizarles el negocio por omisión.

¿Quiénes controlan a las obras sociales y a los laboratorios truchos?

...

La plata en las campañas

Todos sabemos que se necesita mucho dinero para hacer una campaña. También sabemos que los intereses - puros y no tanto, buscan colarse en las acciones y las omisiones de los que resulten electos. También sabemos de la tentación de 'mal' usar la publicidad oficial, los planes sociales, las obras públicas, los aviones oficiales entre otros.

Por todo eso, las democracias han aumentado con nuevas legislaciones los niveles de transparencia, publicidad de información y control sobre el dinero que va a las campañas.

No se logra controlar totalmente el fenómeno pero se aumentan los costos para la corrupción. Si ésto va acompañado de altos niveles de rechazo social, la cosa camina mejor.

El lector podrá preguntarse: 'si todo está tan podrido ¿para qué te metiste en política?'

Porque creo que esta corrupción tan enquistada en nuestra sociedad se la combate desde distintos frentes. Sé que muchos trabajan para ello en las ONG pero también conozco líderes políticos y sindicales que no se rinden y que pelean para que la cosa cambie. Al igual que periodistas, líderes sociales y religiosos, empresarios y miles de personas sin nombre ni cargos.

Lo que sucede es que seguimos siendo pocos, muy pocos.

Lo que sucede es que frente a un escándalo de tamaña magnitud, los jueces y los fiscales trabajan despacito para ver si se puede atrasar un poco la sentencia mientras se les ocurre cómo hacer para que la autoridad máxima de un país no se vea salpicada.

Lo que sucede es que la mayoría sigue mirando para otro lado porque se resigna a pensar que la corrupción vino para quedarse y porque tiene miedo.

¿O será que somos todos tan hipócritas? Me resisto a creerlo.

Otra recomendación: el sitio de Poder Ciudadano sobre financiamiento de campañas

No hay comentarios:

Publicar un comentario