jueves, 19 de agosto de 2010

Crónica de una sesión interminable

Siempre me pregunté: ¿qué hacen los diputados cuando las sesiones duran eternamente?

Este año llevamos varias sesiones que han durado entre 12 y 14 horas. ¿Por qué duran tanto? ¿Qué hacen en el 'mientras tanto'? ¿Las bancas son cómodas? ¿Comen? ¿Dónde? ¿Quién les trae la comida? ¿Quién la paga? ¿Por qué hablan tantos si suelen repetirse los argumentos?

En este post: todo lo que Ud. siempre quiso saber sobre las sesiones interminables y no se atrevió a preguntar.

1. Es casi imposible permanecer sentado tantas horas en la banca. Hay poco espacio, se te acalambran las piernas y no te queda otra que levantarte y dar vueltas.

2. Aprovechamos para hablar acerca de otros proyectos en tratamiento con colegas. Suele haber discusiones interesantes!

3. Detrás del recinto existe un amplio pasillo con algunos sillones y sillas para 'estirarse', charlar un poco, comer y tomar algo que traen los asesores o los respectivos bloques, y, fumarse un cigarrillo (para los que fuman).

4. Como no se pueden usar los lockers del pasillo, las mujeres entramos con abrigos, carteras, carpetas: imposible entrar en la banca con todo éso!!!

5. Aquellos que logran conectarse al wifi o se conectan por cable aprovechan para: leer diarios, trabajar en propuestas, leer, contestar mails, twittear, usar facebook ...

6. Muchos se van a sus despachos y siguen el debate desde ahí. Se puede hacer por la web de la Cámara o por el sistema cerrado de televisión.

7. Muchos hacemos contacto con los periodistas en el Salón de Pasos Perdidos.

8. Algunas horas son críticas, por ejemplo, de 20 a 22. Se mezclan el hambre con el cansancio y cierta repetición en las argumentaciones. La mayoría sale a comer algo por eso suelen ver el recinto semi vacío.

9. Cuando volvés - después de comer rápido y generalmente mal en el pasillo o en algún bar de la zona, descubrís que todavía faltan cuatro o cinco horas para que se vote.

10. En la primera parte de la sesión por lo que manda el reglamento, suelen hacerse homenajes. Si no se pide 'insertar' el discurso a la versión taquigráfica y dependiendo de la importancia del homenajeado, esta fase puede llevarse una hora o dos.

11. Algunas veces cuesta acordar una lista de oradores acotada. Muchas veces la estrategia de algunos bloques es alargar para negociar modificaciones o ver si se 'pierde el quórum'.

12. Todos tienen derecho a hacer uso de la palabra: los bloques tienen 20, 15 o 12 minutos (dependiendo de la cantidad de miembros), los diputados individualmente pueden hablar 7 minutos, el miembro informante de la comisión tiene 20 y los cierres de los bloques otros 20, 15 o 12. Anoche, por ejemplo, hubo más de 70 oradores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario