sábado, 26 de abril de 2014

Mi discurso sobre el acuerdo con Repsol que puso nervioso a kirchneristas y radicales

Comparto mi discurso de cinco minutos (no nos dan más tiempo) sobre el acuerdo con Repsol. Las interrupciones fueron saludos de la bancada kirchnerista. Siempre se pone nerviosa cuando alguien dice la verdad. En fin. Que lo disfruten!

"Sra. Alonso (L.).- Señora presidenta: ¿usted se acuerda lo que sucedía en estos palcos hace casi dos años? La épica de la soberanía energética; centenares de militantes que llenaban las galerías, para aplaudir los inflamados discursos del oficialismo y para insultar a los que nos oponíamos a la confiscación de YPF. 

Recuerdo la cara del diputado Domínguez en esa sesión, sobre todo cuando me tocó sufrir cinco interrupciones en mi discurso de cierre, cuando confirmábamos el voto negativo del PRO respecto de la confiscación o el asalto de YPF, como se sostuvo en ese debate.

En 2012, en un plenario de comisiones, el entonces viceministro de Economía dijo: “Los tarados son los que piensan que el Estado debe ser estúpido.” 

¿Qué paradoja, verdad? Porque en el caso de YPF y de la política energética el kirchnerismo ha sido el que transformó al Estado en estúpido, tal como me propongo demostrar brevemente en los cuatro minutos que me restan.

Aun hoy lamento que muchos colegas de la oposición, convencidos de que existía una buena intención del gobierno detrás de una causa justa, votaron a favor de una violación de normas jurídicas que contribuyó a convalidar una década de corrupción y saqueo.

Los opositores que votaron a favor y hoy dicen que votarán por la negativa se comieron un buzón más grande que esta casa. Repasen los discursos, como por ejemplo los de Gil Lavedra, Zabalza, Millman y Ernesto Martínez. 

Hace dos años votaron a favor, algunos se tapaban la nariz, y hoy votan en contra. Hace dos años los opositores decían estar a favor de la toma por asalto de YPF; hoy dicen estar en contra de un acuerdo. 

Ahí también habría que revisar la coherencia, porque en todo caso el kirchnerismo ha sido coherente desde el primer día, dado que el modelo del saqueo y la corrupción es el que ha llevado adelante y profundizado desde el 25 de mayo de 2003.

- Varios señores diputados hablan a la vez. 

Sra. Alonso.- Desde el 2003 el kirchnerismo ha hecho de la mentira, la confusión y el engaño...

- Varios señores diputados hablan a la vez. 

Sra. Presidenta (Abdala de Matarazzo).- Solicito a los señores diputados que guarden silencio.

Sra. Alonso.- Escuchen, tal como yo lo hice con respeto. - Varios señores diputados hablan a la vez.

Sra. Alonso.- Desde el 2003 el gobierno y sus funcionarios han hecho de la mentira, la corrupción y el engaño una política de Estado. 

Cuando dijeron que iban a reconstituir el Estado, lo destruyeron. Cuando dijeron que iban a democratizar la Justicia, la querían someter. Cuando dijeron que iban a pluralizar la palabra, querían controlar y hegemonizar los medios y el periodismo. 

Son todos los mismos lemas del famoso “partido” del libro 1984 de George Orwell: la guerra es paz; la libertad es esclavitud; la ignorancia es felicidad.

El caso de la política energética y de YPF y su confiscación es el emblema de la política de la mentira, el engaño y la confusión para tapar la corrupción, el saqueo y el capitalismo de amigos. 

Hoy los jardineros, los choferes y los cajeros de bancos manejan concesiones de áreas petroleras. Antes de 2003 eso no sucedía en la Argentina. ¿Se llama movilidad social ascendente o corrupción y capitalismo de amigos?

- Varios señores diputados hablan a la vez.

Sra. Alonso.- En 2012 Agustín Rossi decía en su discurso de cierre que YPF tenía bajo patrimonio neto porque la vaciaron. De ese modo reconocía el vaciamiento.

¿Qué hicieron De Vido, Cameron y Barata para que Agustín Rossi reconociera el vaciamiento de YPF en 2012, nueve años después de que Néstor Kirchner llegara al poder? 

¿Qué Estado reconstituyeron si dejaron que Repsol vaciara durante casi una década la compañía y además entregaron áreas de concesión a los amigos con los que han tenido connivencia durante todo este tiempo? 

La conclusión es simple y sencilla: podríamos decir que todas las acciones del kirchnerismo en esta década en materia petrolera han sido a favor de Repsol y sus inconductas, incluida la confiscación y este arreglo. También han ido a favor del capitalismo de amigos, transformando a los cajeros de banco, los jardineros y los choferes en grandes empresarios. Nada de lo que han hecho en materia energética benefició a los argentinos.

Para cerrar quiero citar a Juan Bautista Alberdi que en Palabras de un ausente decía: 

“¿Qué es la barbarie en la política? Es la improbidad. Pero la improbidad en política es como la improbidad en las otras cosas de la vida. No hay dos morales. Es un ladrón en la moral común y única, no el que dispone de lo suyo, sino el que dispone de lo ajeno contra la voluntad y en perjuicio de su dueño.” (Aplausos.)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario